COMARCA DEL SOBRARBE

Category
Experiencia

El territorio

El Sobrarbe se asienta en pleno corazón del Pirineo Aragonés, y su territorito se extiende constituido por los valles del norte: Broto, La Solana, Bielsa, etc; las riberas de los ríos Cinca y Ara, y el terreno conocido como Alto Sobrarbe, formado por las abruptas tierras localizadas entre el Ara y el Cinca y las sierras de Olsón y Sebil.La zona ha sufrido una despoblación progresiva debido a las expropiaciones para la construcción de pantanos como El Grado y Mediano. Su naturaleza virgen se ha mantenido gracias a la dureza geográfica, conservando los inhóspitos y fantásticos lugares como Canciás, Cotiella o la Peña Montañesa. Pintorescas poblaciones con el Monte Perdido como telón de fondo, que continúan ofreciendo ese sabor altoaragonés en su arquitectura y tradiciones populares. Paisajes de abundantes bosques de robles y encinas entre los que destaca el Parque Nacional de Ordesa, reconocido desde los años 20. Recientemente se ha ampliado con la inclusión de todo el macizo del Monte Perdido, los valles de Añisclo y Escuaín, y la cabecera del de Pineta. En su conjunto se mantienen numerosas especies autóctonas, y gran variedad de fauna animal y vegetal.

Historia y Arte

Escenario de las más feroces batallas de la Reconquista; disputándose palmo a palmo su territorio entre cristianos y musulmanes. La arquitectura de la zona refleja su esencia de territorio de frontera. Torres de vigilancia, castillos e iglesias fortaleza como las de Abizanda, Samitier, Muro de Roda o la propia capital comarcal, Aínsa, y verdaderas obras maestras del arte religioso como el monasterio carolingio de Matidero o las iglesias de Santa María de Buil, San Juan de Toledo de Lanata o San Vicente de Labuerda, con su hermosa torre del siglo XVII, o el legendario monasterio de San Victorián de Asán, cuya influencia en la Edad Media llegó a abarcar extensos territorios del Alto Cinca y del Ésera.

Economía

Las rentas tradicionales, basadas en la agricultura y la ganadería en pequeñas explotaciones, ha perdido importancia frente a las nuevas fuentes de ingresos centradas en el turismo: hoteles, campings, casas rurales o empresas de deportes de aire libre generan importantes ingresos a las gentes de la comarca.